Las empresas con elevadas concentraciones de radón se exponen a sanciones de hasta 30.000 euros o el cierre del centro de trabajo

Las empresas con elevadas concentraciones de radón en sus centros de trabajo se exponen a sanciones de hasta 30.000 euros o el cierre de su trabajo si no realizan mediciones periódicas y, en el caso de que excedan concentraciones de más de 300 Becquerelios (Bq) por metro cúbico de media anual, apliquen medidas de mitigación, según explicó Elena González, CEO de Intera. En el transcurso de un desayuno informativo en el Círculo de Empresarios de Galicia (Vigo), Elena González explicó que el borrador del Real Decreto que transpone la Directiva 2013/59 Euratom del Consejo de 5 de diciembre de 2013 sobre...

Continúe leyendo